Trucos para dueños de mascotas

1. Intercambio de mascotas

Sí, sí, no es broma. Las familias intercambian su casa, su coche y a veces sus mascotas. Cuidar del animal de otra persona puede resultar un desafío pero también una bonita experiencia. No olvide preguntar si tiene alguna necesidad específica, si se lleva bien con los niños, si hay que sacarle de paseo todos los días, etc. También pida el nombre y el teléfono de su veterinario.

2. Pensión para mascotas

Cuando los dueños se marchan de vacaciones, las pensiones para mascotas son una opción habitual. Como media, un dueño deja a su mascota unas cuatro veces al año. Para elegir una, pida una recomendación a sus amigos o al veterinario, y luego visite varias personalmente. Recurra al instinto de su propio animal para determinar cuál es la mejor: debe estar limpia, el personal debe ser simpático, los demás animales parecen estar bien y felices. En algunas pensiones, incluso hay webcams: es divertido ver a su perro en línea y le tranquilizará comprobar que está cuidado y en forma. Compruebe que la pensión dispone de todas las licencias administrativas necesarias y está dada de alta. Para más información, consulte esta página web muy útil: The Humane Society of the U.S.
 

3. Llévese a su mascota

En un tercio de los hogares encuestados, los perros se marchan de vacaciones con la familia, a cambio del 11% para los gatos. Nuestros socios indican en su oferta de casa si se puede venir con una mascota. Si han indicado "Sí", entonces puede pensar en la opción de llevarse a Toby. De todos modos, conviene mandarle un email a la familia para darle más detalles acerca de su animal: raza, peso, edad, etc., para que confirme con todo conocimiento que puede viajar también, Podrá hacer una búsqueda de casas que aceptan las mascotas. No olvide preguntar siempre si hay otros animales en la casa y de esta forma garantizará que la paz reina en el reino animal.
 

4. Su mascota se queda en casa de un amigo o una persona que lo cuida

Los familiares, parientes o amigos pueden venir en su ayuda durante las vacaciones. Asegúrese de explicarles la rutina de su mascota: comida, sueño, ejercicio, lugar donde colocar su cama, etc.

Siempre que deje a su mascota con alguien, compruebe que esa persona tiene el nombre y el teléfono de su veterinario, con un mapa para llegar. Informe a su veterinario de su viaje y pregúntele qué documentación hará falta en caso de emergencia mientras esté fuera. Mi veterinario tiene la información de mi tarjeta de crédito y los números de móvil mío y de mi marido.

Deje al cuidador la comida habitual de su mascota, su plato, algunos juguetes y su correa. Su animal se sentirá más en casa con sus objetos personales.